10 consejos para reducir nervios antes de una primera cita

10 consejos para reducir nervios antes de una primera cita

No importa cuántas primeras citas hayas tenido, todavía te invaden los nervios, especialmente si te atrae mucho tu cita, y sabes que debido a esa ansiedad, se pueden cometer muchos errores en este primer encuentro.

Si te suena familiar, buenas noticias: no eres la única persona. Es completamente normal sentir nervios antes de una primera cita, y de hecho en cierto grado, es una buena señal, porque eso significa que es algo que te importa dado que podrías conectar con la persona a la que vas a conocer; llegando a agradarte, o incluso importarte de verdad.

Si tus expectativas fueran tan bajas, que no tienes nervios en absoluto, probablemente no tienes interés en ir a la cita en primer lugar.

Si tu nerviosismo se interpone en tu camino para dar lo mejor de ti, puedes superar tu ansiedad con herramientas útiles y sencillas. A continuación te damos algunas indicaciones que, según los expertos, pueden ayudar a controlar los nervios y a sentir más calma.

1. Ve a un lugar donde ya te sientas con comodidad

Una de las mejores formas de mantener los nervios a raya es planificar dónde va a transcurrir la cita. No tengas miedo de sugerirle que vaya a un lugar en el que ya sepas que te sientes bien, de tu estilo, como tu restaurante o bar favorito.

La incertidumbre provoca mucha ansiedad, y cuando no se tiene idea de qué esperar de la persona que está a punto de conocer, puede ser útil establecer cierto control sobre el entorno.

2. Ve al gimnasio para hacer ejercicio antes de la cita

No hay nada como algunas endorfinas para convertir los nervios en confianza. Ir al gimnasio puede ser una excelente manera de ejercitar esos nervios y sudar el miedo.

Solo asegúrate de hacerlo temprano para tener suficiente tiempo para ducharte y verte lo mejor posible. Después de un gran entrenamiento, probablemente sientas relax y poderío, que es exactamente lo que quieres sentir en tu cita.

3. Mantente ocupado/a antes de la cita

Una de las mejores formas para controlar la ansiedad es mantener la mente ocupada. Cuando estamos inactivos, nuestra mente tiende a ir a lugares oscuros, y eso nunca es bueno para los nervios.

Reserva el tiempo justo para preparate y llegar al lugar del encuentro sin retrasarte. De resto, ocúpate en cualquier actividad que te distraiga; queda con la familia, amigos, cocina, lee, o bien haz algo de actividad física como proponíamos en el consejo anterior.

4. Regálate una copa de vino

En caso de duda, tómate una copa de vino, pero tómatelo con calma. Una copa de vino puede estar bien, solo asegúrate de que sea una copa porque seguramente habrá más en la cita. Las bebidas están bien, pero tampoco conviene animarse de más y acabar arrepintiéndose.

5. Sube el volumen

Pon algo de tu música para animarte de antemano. Elije canciones que te ayuden a sentirte con energía, confianza y poder. En otras palabras, cualquier selección musical que te excite y te haga sentir una divinidad.

6. Respira hondo

Bien, este puede parecer un cliché, pero realmente funciona. ¿No me crees? Pruébalo ahora mismo. Respira por la nariz durante cuatro segundos, luego exhala por la boca durante tres segundos. Repite esto tres o cuatro veces y siente que la ansiedad, que probablemente ni siquiera te diste cuenta que se estabas sintiendo, se ha ido.

También es realmente eficaz alguna meditación anterior a la fecha. Varios estudios han demostrado cuán efectiva puede ser la meditación para reducir la ansiedad.

7. No pienses demasiado en la ansiedad e invita al pensamiento positivo

Afirmaciones positivas, diálogo interno compasivo, ¡lo que sea! Estos ayudan a desafiar algunos de esos pensamientos llenos de ansiedad o autocríticos que se infiltran en los momentos más indeseables.

La persona a la que vas a conocer ya te ha dado el SÍ, o sea, que ya ha visto cosas buenas en ti. Acuérdate de esto y juega con tus puntos fuertes.

8. Piensa en tu cita como un nuevo amigo con el que te vas a reunir

Ese bombón con el que estás a punto de encontrarte por esta primera vez, de momento, lo puedes ver como una potencial amistad. La reestructuración cognitiva es una excelente manera de reducir la ansiedad. La mitad de la ansiedad que sientes es presión autoinducida y la otra mitad es miedo al rechazo.

Cuando pasas tiempo con un amigo, no hay ninguna tontería. Entonces, decide que esta es una cita con un amigo y deja ir todo el miedo y presión. La clave es mostrarnos naturales ante la otra persona, igual que lo hacemos con nuestras amistades.

9. Recuerda que probablemente ellos también estén nerviosos

Por supuesto que lo están: ¡Van a salir contigo! Ser empático y recordar que ambos están juntos en esto puede ayudar a que la cita sea mucho menos aterradora. En una primera cita, se están entrevistando, así que quizás ambos sientan la presión del cuestionario.

Recuerda también que realmente no tienes idea de lo que otra persona está pensando o sintiendo a menos que te lo diga honestamente. Así que no te machaques si crees que no has dicho o hecho totalmente lo que debías.

10. Relativiza el resultado de la cita

Este es el peor de los casos: no vuelves a salir con ellos. En realidad, no es tan importante.

Por otro lado, si lo que te preocupa es que no vaya a funcionar, es posible que estés poniendo demasiado trabajo emocional en lo que en realidad es solo una primera cital. Recuerda, estás viendo si esta persona es una buena opción para ti, tanto como ellos están viendo si tú eres una buena opción para ellos. Estamos en una fase de tanteo.

Cuando estableces tus expectativas y esperanzas para el futuro y simplemente estás presente, es posible que descubras que es entonces cuando puedes percibir a una gran persona. En otras palabras, en lugar de preocuparse por el "qué sigue", simplemente intenta estar en el momento y disfruta.

Una nueva forma de tener citas

Citas breves por video de 3 minutos.

Ahorra tiempo y establece conexiones reales.

Saber más